InnoCámaras
Ciberseguridad Cámara de Comercio
INEGA

Trámites para la repatriación de un fallecido

3 noviembre 2021

Cuando una persona fallece en un país diferente al suyo, ya sea porque se encuentra allí por trabajo o de vacaciones, es necesario realizar una serie de trámites que, en ocasiones, pueden resultar tediosos y que dependen de muchos factores. En Pompas Fúnebres de Arosa queremos darte las claves para que saber qué hacer en caso de que tengas que repatriar el cuerpo de un familiar a España.

Lo primero que es necesario hacer cuando nos enteramos del fallecimiento de un familiar en otro país es comunicarse con la Embajada o el Consulado de España en el país en el que haya sucedido el deceso. También es posible ponerse en contacto o con la Subdirección General de Protección y Asistencia Consular del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. En ocasiones, son ellos directamente quienes comunican a la familia el fallecimiento. Sea el caso que sea, contactar con ellos es el primer paso para comenzar los trámites necesarios para la repatriación del cadáver.

Cómo tramitar la repatriación

A petición de los familiares de la persona fallecida, la Embajada, o en su defecto el Consulado, realizaran actuaciones como:

  1. Facilitar el contacto con empresas funerarias locales, que se encargarán de indicar los costes y posibilidades del traslado de los restos a España, tanto de las cenizas como del féretro.
  2. Realizar los trámites necesarios ante las autoridades locales, proporcionando la documentación que sea necesaria para proceder al traslado.
  3. Inscribir la defunción en el Registro Civil Consular.

Es siempre la familia la que sufraga los costes derivados del fallecimiento y del traslado del cadáver hasta España. Por ello, y debido a lo costosos y complejos que son este tipo de trámites, ya que solo el traslado puede ascender hasta los 3.000 euros, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación siempre recomienda a los españoles que vayan a viajar al extranjero que suscriban un seguro de viajes que cubra la eventualidad de su fallecimiento.

Condiciones para repatriar un cadáver

El Reglamento de la Policía Mortuoria establece una serie de condiciones que se deben cumplir para trasladar el cuerpo. Son requisitos que varían según el país en el que haya tenido lugar el fallecimiento, por lo que lo más recomendable es que visites la web del Ministerio de Asuntos Exteriores para consultar las condiciones de cada caso concreto. Aún así, algunas de las más comunes son:

  1. Autorización del Consulado o Embajada de España en el país extranjero para el traslado de los restos.
  2. Solicitud de traslado
  3. Certificado médico de la causa de la muerte. En caso de que haya sido violenta sería necesario un permiso de la autoridad judicial local del lugar en el que haya tenido lugar el suceso. Cabe tener en cuenta de que, en caso de que haya que hacer autopsia, el trámite suele ser más largo y complejo.
  4. En caso de que se haya incinerado y se trasladen las cenizas es necesario tener certificados de defunción, incineración y la declaración de la funeraria que especifique el contenido de la urna.

En Pompas Fúnebres Arosa realizamos traslados nacionales e internacionales, encargándonos de todas las gestiones necesarias

Actualidad , , , ,
Ir al contenido